martes, 1 de noviembre de 2011

Cuchillo

Tengo una idea en la cabeza que grita
tengo en la idea un momento que escupe
palabras de fuego en copto y en griego
tengo en la mano un cuchillo que muerde
que arrastra los cortes de todas las carnes
tengo en el momento un ruido del grito
un aullido que pide auxilio auxilio auxilio
tengo en el pecho un tubo de escape
un cuchillo que busca entre los huesos la grieta
tengo en el pecho una falla de huida y
vaciado del todo me derrumbo sin pestañear
mientras la sangre arrastra los gritos al suelo.

4 comentarios:

aina dijo...

Qué bueno!

Lansky dijo...

preciosa inconografía, no tanto la grafía

Velero dijo...

El corazón bombea sangre
a un ritmo frenético.

Un bonito nuevo aire al blog, sin duda. El galgo sale también muy guapo.

Saludos.

Jesús dijo...

Un poema crudo, salvaje y frenético, una patada en la cara; no deja indiferente.