jueves, 7 de abril de 2011

(R)EVOLUCIÓN


Ya no es zebra:
es absoluta,
categórica;
se tiñe de metálicos.

Te exige,
te postula solución de las heridas;
razón para que la carne cauterice.

La piel no espera:
infiel taxidermista cansada de arañazos,
aprende a camuflarse
y muerde.

11 comentarios:

Rocío dijo...

Bieeeeeeen! estaba esperando ya tu intervención con ansias, señorita Samsa :P

Que no espere nunca la carne, que lo devore todo.

Pez Susurro dijo...

es absoluta;
categórica...


la transformación se huele
desde debajo de la piel.

besos de 500grms

Diego VOLIANIHIL dijo...

Es totalitario, sin dobleces. La carne manda, por eso muerde.

Giovanni-Collazos dijo...

Ya te lo había comentado, este poema me gusta mucho. No siendo tu habitual estilo. Pero está bien cambiar, podríamos llamarle evolución, para mi entender (que es poco entender)

Gio.

BaBel dijo...

se metamorfosea
en una mutación glóbulo
a glóbulo


.*

Layla dijo...

el poema no da tregua desde el principio, pero sobre todo el final es increible

El hombre de Alabama dijo...

Y yo con el estómago revuelto.

juan bello dijo...

Ya veo dónde te metes

y me gusta

-KtaStRoF- dijo...

el final es la hostia!
genial Mayte.

Mariette dijo...

Ñam.

beatriz · la luna en la boca dijo...

Corro el riesgo de esta jauria, a ver la carne que despierta.