viernes, 8 de abril de 2011

nohaydioses


NoHayDiosesQueCuidenDeAquelloQueInventamosTeRegaloTodaMiPielLlovidaDesdeLoMásAltoDeTodasLasMentirasQueNosCosíamosEnLaCarneInfameLaCarneDesesperadaLaCarneAbandonadaEnElSilencioImundoDeLosLugaresQueUtilizábamosParaMutilarnosInsectosDePárpadosCerradosDecoranElLechoDeOjosVacíosCaducosQueAmontonamosEnLosSexosEmpapadosDeOtrosTodosÉsosOtrosQueNuncaSupieronQueNuncaSabránQueTuYYoAprendimosAMorirComoLoHaceLaLuzBajoLaLíneaDel




H  o  r  i  z  o  n  t  e



8 comentarios:

Diego VOLIANIHIL dijo...

Una Verdad sometida a espacios sin silencio -ni espacios- hasta que al final... se abre (el horizonte también). Me ha encantado.

jojoaquin dijo...

apretado como la carne y como un día. Buenos poemas los de la jauría hasta el momento

El hombre de Alabama dijo...

Asfixia, como debe ser.

Layla dijo...

joder, me ha dejado sin respiración, eres un salvaje

BaBel dijo...

mi ojo se pregunta dónde
lo que
esconde la carne

.*

-KtaStRoF- dijo...

w a w!!!
madre mia no me esperaba esto......y tus pausas???
jajaja me ha encantado,sobre todo las dos ultimas lineas...y el horizonte, claro.

bsooo!

M.Samsa dijo...

no hay dioses que cuiden de aquello que inventamos...
me quedo con ganas de oírlo en directo!

Mariette dijo...

...y respirar, al final.
Precioso. Perdón la tardanza.