martes, 21 de agosto de 2012

Enema

Me encanta cuando sonreís 
y las filas de dientes parecen 
chicles recién abiertos 
aún por masticar.

He escuchado la basura que vomitáis 
cuando pensáis que algo os interesa
y deseáis poseerlo.

No imagino cuántas veces 
os habéis masturbado desde lo más alto
de vuestra miseria comprada 
con habitaciones vacías 
y teléfonos de 400€.

Amo ver lo largas que son las filas
que formáis para entrar en vuestros templos
y escudriñar como van vestidos los desgraciados
que tiemblan con la boca abierta a vuestro lado.

Me fascina ver cómo os mutiláis los unos a los otros
por conseguir un sitio en primera fila 
para ver a la dignidad sangrando en la calle a la vista de todos.

Es exquisito el silencio que guardáis ante el horror,
moviendo nerviosamente vuestras manos sudadas
y rascándoos los granos de vuestra piel  d-e-p-i-l-a-d-a.

Me deleita el dolor que creéis sentir al parir a

vuestras familias
vuestros dioses
vuestras jaulas
vuestras mentiras


Vosotros sois el tejido del mundo.

Nosotros, la metástasis de vuestros miedos.


7 comentarios:

emiliano dijo...

"Amo ver lo largas que son las filas
que formáis para entrar en vuestros templos"

carne pasando por la picadora.

Volianihil dijo...

Como un tiro

Herta Frankel dijo...

el final...adoro ese final

Javier F. Noya dijo...

Desde este retrete del planeta que es el otro hemisferio, los saludo y me quedo atento a lo que saldrá de esa enema tan certera, pues suele caer por aquí, tarde o temprano. Saludos, y mi Arte Peste también los saluda.

Juan Cruz López dijo...

Muy bueno.

Lucia.C dijo...

Brutal.
Creo que queda todo dicho.

miss desastres dijo...

un bestial TAC a la miseria. brutal